Tranco a Tranco

El escándalo de la carne de caballo

En estos días ha salido a la luz que algunas marcas de alimentos congelados estaban utilizando carne de caballo para unos productos que comercializaban sin indicarlo en sus etiquetas nutricionales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El problema se asienta en otra situación mucho más complicada que he escuchado de fuentes especializadas en la materia. Desde siempre se ha comido carne de caballo con muchos beneficios para la salud, muchas carnicerías solo comercializaban este tipo de carne, pero es bien cierto que esta carne provenia de animales para la alimentación, lo que solemos llamar caballos de la carne. De siempre ha existido este mercado de venta y compra de caballos para el consumo de su carne. Pero en este caso, lo que están indicando los expertos, es que esta carne que aparece en estos alimentos no pertenece a animales criados para la venta de su carne, sino a animales de deporte.

Los caballos de deporte reciben otro tipo de alimentación e incluso hay ciertos ganaderos que utilizan vitaminas u otro tipo de ayudas para el crecimiento, para el desarrollo… Este es el problema en cuestión, la carne de caballo se ha comido siempre pero con la crisis lo que están comercializando son caballos no criados para este consumo.

La situación actual del mercado de la venta de caballos de deporte es un reflejo de la crisis que está viviendo el sector, existe un gran excedente de potros para la venta y muchos ganaderos prefieren venderlos a la carne que bajar el cache de sus animales en algunos casos. También existen casos que las propias ganadería venden estos caballos por la imposibilidad de mantenerlos.

En resumen, la carne de caballo ha estado presente en las dietas de muchos españoles pero en este caso no nos referimos a animales destinados para este uso.

 

Sobre el autor

trancoatranco

2 Comments

Leave a Comment